lunes, 12 de febrero de 2007

Una de circos...


Este chistecito fue realizado por mí a la edad de 14 años, por supuesto que fue re editado con un dibujo más actual, el original era más sencillo y básico, cosa que tampoco frenó a mis padres a llevarme a un psicólogo para ver el porqué de mi retorcimiento mental, que me ha acompañado hasta estos días.

4 comentarios:

EL HIPPIE VIEJO dijo...

BUENÍSIMOOOO!!!

ERA OTRO MUNDO AMIGO

UN ABRAZO

ADAL

Luiso dijo...

Amigo Adal, que la nostalgia le deje ver que también hay cosas buenas hoy en día, pocas, pero hay.
Un abrazo grande.

Vinicius dijo...

Perdón por la hora.
Creo que entendí el chiste, a ver, es así: El domador no se había marchado, había sido asesinado por el payaso, que ante el temor a ser descubierto pone esa cara como de miedo. Mientras tanto el dentista para leones (que es un investigador encubierto) inspecciona la boca del especimen, para deslizar casi como al pasar la pregunta clave, muy al estilo Columbo, he ahí el intringulis de este chiste. Realmente era usted un niño muy retorcido mentalmente. ¿sigue así? Eso espero. Me gustó descubrir su talento.

Luiso dijo...

Amigo Vinicius, mi primer terapéuta tenía su misma teoría, luego terminó suicidándose ya que lo perseguían, según él, espías e investigadores secretos hasta en la ducha...
Un abrazo grande y gracias por pasar.