sábado, 24 de marzo de 2007

Fanfarrón...


En ésta entrada quiero contarles algo que pocos saben sobre los hospitales públicos, y dentro de éstos pocos, existe otro grupo que por más que sépan, no les importa... y me refiero a la excelencia y calidad profesional de los hospitales públicos.
A usted se le enferma la abuela, o tiene tos el nene, lo primero que hace al buscar un servicio de salud (los que pueden), es buscar el lugar más caro, de más prestígio y mejores lujos, claro, la salud del nene lo vale, en salud no me voy a andar fijando en gastos!!! es la respuesta en general de casi todas las personas, y no está mal, considerando que el nene es una prioridad... ahora bien, llego al centro privado y está de guardia un jóven médico (aparentemente recién recibido) con una placa en la entrada que consta de varios apellidos "importantes", el galeno revisa al nene y empieza a titubear, nos dá dos o tres diagnósticos, se hace el de escribir, y termina llamando a un médico más grande para consultarlo, mientras tanto, nosotros angustiados pensando en que lo del nene debe ser muy jodido para que llamen a otro!!!
Y ésto tiene su explicación, el médico jóven, probablemente fué el que me copió el último exámen de infectología, pensando en que yo sabía, mientras yo le copiaba al de más adelante, pensando en que él sabía... Y ahora usted se preguntará: Pero cómo es que está trabajando éste señor en tan ilustre clínica? Pues bien, o es hijo de algún afamado médico, o sobrino del dueño de la clínica, que suelen ser abogados o contadores... y ésto es más frecuente de lo que usted piensa.
Por el contrario, el médico que está en un hospital público, es el que estudió, lucho su lugar contra cientos de otros colegas, es el que se tiene que actualizar día a día para cobrar un poquito más y continuar en el trabajo, en resumen, es el que sabe.
Así que de ahora en más, piense bien cuando tenga que llevar a la abuela o al nene a un médico, aunque tenga que esperar un poco para ser atendido.

5 comentarios:

SAFIRO EN SEPTIEMBRE dijo...

Cuando empezé con mi blog, publiqué un post que se llamó GRACIAS (en mi blog...piedras en el zapato).
Es un agradecimiento a los médicos del Htal. Ramos Mejía.
La entrega, la dedicación, la contención,la pelea que dieron sobrepasaba la profesión.
Sin olvidarnos, que se "arreglan" con lo que tienen y encuentran, (no es novedad que los hospitales están faltos de insumos).
Pero son tan profesionales que aún asi trabajan bien.
Los respeto mucho, mi agradecimiento es de por vida.
Y vale la pena esperar!!

Un beso Luiso y Gracias!!

En esto comento pero no me puedo reir.

El Analista dijo...

Ciertamente, el residente debe estudiar para ganarse el puesto y seguir haciendolo para crecer en la profesion, exelente metafora grafica

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA LUIS

EXTRAORDINARIO EL DIBUJO Y EL CHISTE.

SOS PROFESIONAL DE LA SALUD Y AUNQUE TODA OPINIÓN ES DISCUTIBLE, EN LO PERSONAL , ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON TUS EXPRESIONES Y TENGO SOBRADAS RAZONES PARA ESTARLO.


UN ABRAZO

ADAL

dear prudence dijo...

el q se quiera ofender q se ofenda
(queminporta)

es, al menos en un 98%, verdadero lo q usté dice aquí.

hay q defender la salud pública.

TINTA DEL CORAZON dijo...

¡¡¡ahhhhhhhhhhhh no me expliques los chistes,!!! no somos infradotados..o es parte del humor negro...
Un abrazo