martes, 22 de mayo de 2007

Perdón la demora...


Después de larga e injustificada ausencia, volvemos a las trincheras con un trabajito a pedido, el siguiente chiste va dedicado a los trabajadores del Poder Judicial de la provincia de Salta, a quienes por medio de una nueva ley, disposición o decreto (dá lo mismo), se los obliga a trabajar desde cualquier juzgado, como eruditos en violencia familiar, ahora bien, ésto no estaría mal si no existieran aquellos avivados, como la policía local, que para sacarse el fardo de encima (bien se sabe que estámos en el país de pasadores de pelotas) convierten cualquier circunstancia delictiva, en un hecho de violencia familiar, tan solo basta rebuscar la genealogía de uno, encontrar alguna coincidencia y hacerlo pasar como un "hecho familiar"... O no somos todos hijos de dios?

4 comentarios:

El Analista dijo...

Bien, valio la pena esperar

SAFIRO EN SEPTIEMBRE dijo...

Muy bueno el dibujo y el texto.
Extrañaba pasar por este sitio, pero no se si es mi compu o el sistema pero no puedo abrir las páginas.

Que tengas un hermoso día de la Patria

Un abrazo

Sirena dijo...

Que te mande los pasajes, dices. Jejeje. Si me haces un giro postal te los envío. ;) Valió la pena esperarte, Luiso. Tan genial como siempre. Besitos, amigo..

Jeza dijo...

Como siempre, una injusticia muy justa (?)
Re-bienvenido Luiso!